Saltar a continguts

Ass. Triangle Blau

Navegació

Menú principal

Llibres, revistes i articles

15/06/2009
"Tiempo de memoria" de Carlos Fonseca
Ampliar imatge

UNA NOVELA SOBRE EL HOMBRE QUE INTENTO MATAR A FRANCO EN CEUTA

Por qué no se ha contado hasta ahora la historia de Rico? "Nadie sabía de su existencia" aclara Fonseca que inició su escritura a partir de leer este suceso en un libro del investigador Francisco Sánchez Montoya sobre la República y guerra civil en el norte de África y que pretende con Tiempo de memoria pasar de los "grandes personajes" a partir de los que se ha desarrollado la Historia a los "anónimos que también tienen su relevancia". Así es como el libro, que salta del calabozo en el que está Rico a la cabeza del profesor Ernesto López, personaje de ficción y trasunto en ocasiones del autor, deja un poso de miedo, cinismo, traición, pero también valentía, lealtad, sinsentido, ingenuidad e ignorancia.

"Fue un plan ingenuo, pero no descabellado", cuenta Fonseca, autor también de la obra adaptada al cine Trece rosas rojas, el periodista, que compagina la literatura con su trabajo en la revista Tiempo, retrata en su nuevo libro la intentona fallida de un grupo de soldados destacados en Ceuta y liderados por José Rico para matar a Franco en los primeros días tras el golpe de Estado militar. Un hecho real, incluido en los archivos militares de la época, que Fonseca tiñe de ficción para llevar al lector hasta la traición que condujo a Rico y sus compañeros de compló al paredón de fusilamiento. El cabo Rico, de tan solo 21 años y miembro del Batallón de Cazadores del Serrallo número 8 de Ceuta, periodista amateur en su tierra natal, Salamanca, y fiel a la República, ideó sorprendido por el alzamiento militar un plan para asestar un tiro a Franco durante su visita a Ceuta. ¿Y si hubiera triunfado? "No hubiera pasado nada", explica Fonseca tras la consulta a varios historiadores. "La muerte de Franco no habría cambiado la guerra. Ni él mismo pensaba que iba a ser generalísimo -los cabecillas Mola y Sanjurjo murieron en accidentes aéreos-. La República no podía ganar sin Francia y Reino Unido".

Además, como aclara el autor en el libro, la premura del golpe llevó a Franco a no visitar el cuartel desde donde Rico quería iniciar la reconquista de las voluntades del Batallón, algo que Fonseca considera, en cualquier caso, "fantasioso". "